.

.

2 de febrero de 2007


Datos científicos (serios) demuestran la estructura de un alma es análoga a la de un botón verde con cuatro agujeros.
A través de ellos el alma se transforma y pasa de un estado a otro.
Nunca sabemos en que estado se encuentra el alma en cuestión, ni exactamente en que agujero podemos encontrarla, pero una vez empiezas a vivir comienzas a probar cuadrantes del botón.
Existen cuatro cuadrantes botoniles…
El primero de ellos es el cuadrante de la felicidad, que está influenciado por el cuadrante de la derecha que es el cuadrante del miedo, su principal función es la de desequilibrar al cuadrante de la felicidad dando impulso cuadrante que está abajo del miedo que es el del caos, a la izquierda de este reside la esperanza que está justo debajo de la felicidad…
Y así se retroalimentan nuestros cuadrantes…
Da igual por cual comiences…
Los acabarás tocando todos…
A veces el botón rueda…
Y todo comienza de cero.

Hagan sus apuestas…

¿Cuadrante? ^ ^

3 comentarios:

... dijo...

Mi alma...
más que un botón verde es un botón cuadrado que no rueda en exceso...

Anónimo dijo...

el alama no existe..................................!!!!!!!!!!!!

David C. dijo...

yo estare en el cuadrante de la felicidad supongo.