.

.

13 de febrero de 2008

que desastre.... quiero acabar de estudiar... volver a tener oxígeno...):_

2 comentarios:

Eloisemoi dijo...

Animo, tu mirada es inteligente, parece audaz y el oxigéno nunca se acaba...un esfuerzo
Hay rachas de apretar: tu puedes.
Un pequeño aletacillo cariñoso desde el Acuarioblog¡

Anónimo dijo...

Ciertamente, ya lo sabes, aunque ahora no lo sientas, los días pasan y las horas se hacen cada vez más cortas, el tiempo parece volar... todo escapa y se desliza entre los finos dedos de tu mano, excepto esa pluma que traza una historia sistemática en las hojas que Campillo u otro profesor te dispensa para que respondas a sus preguntas. Todo escapa, todo parece volar, el desastre únicamente consiste en delinquir contra la mala praxis filosófica: eludir -si es que se puede- tu cita con el destino. El oxígeno que tanto ansias llegará, y como vino, se marchará de nuevo. Todo escapa, todo se olvida, excepto aquellas cosas que escribiste en esos días tan dichosos, Alfonso dijo un día que las palabras guardan memoria por un espacio de tres mil años, -sabio metafísico-, tus exámenes en papel, como lo fueron los míos, no sabremos si durarán tanto tiempo y, sin embargo, tu post en el blog durará muchísimo más tiempo. Desde Madrid se te desea mucha suerte gambitera, esperemos que filosofes.