.

.

21 de agosto de 2008


Me hundo en ti,
como buzo lastrado de plomo,
que racimos de perlas hallando va
de luz palpitante, y nunca hace pie
ni llega jamás a tu centro.

((Agustín García Calvo; Rey de una hora)) ^^

3 comentarios:

Ravel dijo...

tengo el mismo rayador!!!

( en fin...q queria comentar algo... :P )

akane dijo...

jejeje... ya era hora... un comentario... todo un record :D

Anónimo dijo...

La aurora entra con sus pies diminutos
como una dorada Pavlova,
y yo estoy cerca de mi deseo.
Nada hay en la vida que sea mejor
que esta hora de limpia frescura,
la hora de despertarnos juntos.