.

.

8 de febrero de 2010





pasaste estos últimos inviernos al calor de un infierno construido en el amor para acabar en demolición. Me dices “ahora ya estás advertido, no te fíes de un animal herido,
y ¿qué te iba diciendo yo...? me he perdido.

N.V

No hay comentarios: