.

.

26 de agosto de 2010


-Estaba cantado. No teníamos gran cosa que decirnos. Le conocí lo suficiente como para saber que no me perdia demasiado, así que le dejé. En fin, conservo esa foto para recordar el tiempo que pasé allí. Es la única que tengo de Japón.

No hay comentarios: