.

.

11 de enero de 2013

Filosofía para crecer

Lucía se plantea: ¿Existen los juicios sintéticos a priori?

(...) De ese modo, la sabiduría no consiste para el ser humano en retraerse sobre sí mismo. Ése es el carácter decepcionante, de toda conversión: juzgo vano el movimiento de mi trascendencia, pero no puedo impedirlo. El tiempo continúa corriendo, los instantes me empujan adelante. Heme aquí sabix, ¿y qué haré ahora? Vivo, aunque juzgue que la vida es absurda, como Aquiles, que a pesar de Zenón alcanza siempre a la tortuga.  Cada persona decide el lugar que ocupa en el mundo; pero es necesario que ocupe uno, jamás puede retirarse. El sabio es un hombre entre los hombres y su sabiduría misma es proyecto de sí mismo.  Pirro y Cineas / “Pyrrus et Cinéas”(1944).- Simone De Beauvoir

No hay comentarios: